Cómo incorporar al “rey de la casa” a las tareas domésticas

Tareas domesticas - como incorporar a papá

Labores en el hogar: ¿Cómo incorporar al rey de la casa a las tareas domésticas?

Si eres la última en darte una ducha y lo haces al estilo vaquero, si comes apurada y no recuerdas cuando te depilaste las piernas, quizás es porque entre la rutina laboral, el rol de madre y las tareas domésticas te has olvidado un poco de ti. Dicen que no existe trabajo más arduo, subestimado y no remunerado que el del hogar, pues parece sencillo y rutinario, pero curiosamente cuando se solicita colaboración todos huyen para no afrontarlo.

Uno de los principales escapistas, es papá, quien siempre argumenta que regresa cansado, que apoya en otras asignaciones para compensar o que eso no es una actividad para el macho alfa. En cualquiera de los casos, esto genera un descenso en la productividad de la mujer, ciertos niveles de desorden e incumplimiento en otros aspectos y por supuesto cansancio físico y emocional.

Sin embargo, el rey de la casa puede ser incorporado a esta dinámica tomando en consideración aspectos como el tipo de actividades, las percepciones y maneras. Veamos como:

* Clasificando las responsabilidades tomando en cuenta las habilidades y destrezas de cada uno. Hay cosas que las mujeres hacen con más fluidez y otras que quedan como anillo al dedo para los caballeros. Definan en cada caso, cuáles son. Les adelantamos que los hombres son buenísimos para poner en marcha, mantener y reparar cualquier equipo electrónico.

*Son diestros para mantener el auto, ir a lugares insospechados hasta dar con una dirección, mover objetos pesados, limpiar el frente de la casa, arreglar goteras y cambiar bombillos. Ahora bien, sabemos que quieres que cocine, lave, planche, friegue platos, limpie la casa y se encargue de sus hijos, como no ves algunas recomendaciones te sientes defraudada con nuestro artículo… sigue leyendo.

 

  1. Deja de marcar territorio pues si sigues con la idea que la organización del hogar, las riendas o normas de la casa te corresponden, entonces más que un aliado, tendrás a amigo complaciente que te la cederá por completo el terreno.
  2. Sé flexible con la manera y frecuencia de los parámetros de limpieza porque si a tu compañero quieres incluir debes dejar que lo haga a su manera.
  3. No te “enrolles” los hombres son prácticos en su proceder, iguala sus hábitos para limpiar, cocinar o lavar, de lo contrario tendrás que hacerlo tú. Esto implica dejar a un lado la perfección, las imposiciones y la “bendita idea” que se haga como tú dices.
  4. Incorpora a papá en todas las decisiones que se relacionen con los hijos, solo así podrás hacerlo con su cuidado y educación. En este apartado destaca el punto 3, por eso relájate cuando al pequeño lo peine con la mano y a la nena le haga un “moño cebolla”, le dé la comida sin babero y viendo “atónito” por quincuagésima vez una película… entre otras.

Claro estamos que este tema “pica y se extiende”, para abarcarlo a profundidad debemos considerar los niveles de comunicación en la pareja y la calidad de su relación, pero este podría ser un buen inicio.



Escribe tu comentario

Tu opinión nos interesa!

Etiquetas: , , ,

Categorias: Organizacion en Casa

Comentarios (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Sitios que enlazan a este articulo

  1. Bitacoras.com | Febrero 27, 2017

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Curso Online: 21 Días para Organizar tu Vida y tu Negocio
    <