Cómo organizar los apuntes académicos para aprobar los exámenes

| Marzo 9, 2017 | Tu opinión nos interesa!

Cómo estudiar: cómo organizar los apuntes para aprobar exámenes

¿Cómo organizar los apuntes académicos para aprobar los exámenes?

Estudiar para los exámenes en oportunidades resulta una tarea compleja y tediosa esto se debe a diversos factores como la administración del tiempo, la disposición o actitud para el aprendizaje y la manera como organizamos los apuntes de los contenidos o temas a estudiar, siendo este último aspecto el desarrollado en este texto.

Palabras claves, resúmenes, interpretaciones e ideas principales son algunos puntos fundamentales a la hora de preparar el material que debemos comprender, no sin olvidar que disponer de este implica dos etapas: La previa en el colegio o universidad y la posterior en la casa.

A continuación te ofreceremos algunos consejos a considerar si quieres obtener unos resultados exitosos al momento de ser evaluado en clases:

Etapa previa: Colegio/universidad

  1. Parece una obviedad, pero si quieres salir bien en un examen debes tomar nota. Una libreta, un cuaderno, un par de hojas blancas siempre son útiles en el colegio o en la universidad. Jamás se quedarán sin carga o batería como el celular. Deja la flojera y de comportarte como un paparazzi en clase tomando foto a la pizarra. Copia los aspectos de interés, especialmente aquellos que destaquen los profesores.
  2. Aclara todas tus dudas en clase. Consulta con el profesor toda la bibliografía necesaria. Retroalimenta con el docente y demás compañeros en el aula o espacio de aprendizaje.

 

Etapa posterior: En casa

  1. Ten a la mano un diccionario. Es un texto importante para conocer aquellos términos poco usuales en nuestro vocabulario y que muchas veces nos impiden la comprensión de un material en general. Subraya todas las palabras que no conozcas su significado, apúntalo en una ficha y aprende su definición.
  2. Extrae las ideas principales tanto de los materiales propuestos por el docente como tus apuntes. Estas exponen lo más importante, son independientes en un párrafo y no se pueden suprimir.
  3. Haz un resumen con todas las ideas principales de los textos a estudiar.
  4. Parafrasea o interpreta tus resúmenes. Es decir, confronta lo expuesto por el autor con lo que pienses tú. Analiza el texto, evalúalo, hazlo discutible y cuestionable.
  5. Vincula lo que aprendes con la realidad o contexto que te rodea. Esto quiere decir, esmérate por encontrarle una utilidad o fin.
  6. Jamás memorices. El aprendizaje memorístico o “al caletre” es exacto, cada coma, cada palabra y se basa en repeticiones de todo lo que lees; es un sistema “traidor” en el que si olvidas tan solo el orden de una palabra, corres el riesgo de olvidarlo todo.
  7. Subraya con colores o resaltadores las palabras que te resulten claves o afines en un tema, esas a las que siempre recordarás o relacionarás con un sabor, un olor, una persona o grata experiencia. Te serán útiles en el momento que desees conectarlas con otra idea.

 

Por último, pero no menos importante:

  1. Estudia con tus propios apuntes. Solo en las series norteamericanas “los nerds” prestan sus apuntes para ser aceptados o les son robados como muestra de rechazo.
  2. Encomiéndate a Dios solo cuando hayas estudiado. No existen actos milagrosos como el levantarte con el contenido invertido en tu cabeza. Recuerda la popular frase “Dios dijo: Ayúdate que yo te ayudaré”.



Escribe tu comentario

Tu opinión nos interesa!

Etiquetas: , , , , , , , ,

Categorias: Otros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Curso Online: 21 Días para Organizar tu Vida y tu Negocio
<