Cómo reorganizar tu trabajo desde casa al regresar de vacaciones

¿Estás de regreso de tus vacaciones? ¡Bienvenida!

Ahora es momento de tomar nuevamente el control de nuestro trabajo desde casa. Pero ¿por dónde comenzamos?

El correo electrónico y las cartas son dos temas que nos ocupan especialmente al volver del descanso. Muchos mails, cartas y no todos son de interés para nuestro trabajo.

Veamos ¿cómo puedes reorganizarte trabajando desde casa al regreso de vacaciones?

Cómo reorganizar tu trabajo desde casa al regresar de vacaciones

¡Qué placer da desconectar y disfrutar de unas merecidas vacaciones! Ahora de regreso es momento de tomar nuevamente el control de nuestro trabajo desde casa.

Cómo Reorganizar tu Trabajo Desde Casa al Regresar de Vacaciones

Reorganiza tu trabajo

Pero ¿por dónde comenzamos? Ni bien abrimos nuestro correo electrónico, vemos que la bandeja de entrada nos da la bienvenida con cientos de mails de todo tipo.

En realidad, antes de sentarnos frente a la computadora, ya nos asustamos con la correspondencia que recibimos y sabemos que allí, en esa pila de cosas, hay desde invitaciones, revistas, cuentas que pagar y hasta cartas para nuestro vecino.

El correo electrónico y las cartas son dos temas que nos ocupan especialmente al volver del descanso¿Demasiado para el primer día de trabajo?

Hoy te proponemos algunas ideas prácticas para reorganizarte al regresar de vacaciones.

Ideas prácticas para reorganizar tu trabajo desde casa al regresar de tus merecidas vacaciones:

Organizar tus mails.

Lo primero, mantén el control de sus emociones y no intentes salir corriendo al ver el estado de tu bandeja de entrada. Si bien seguramente habrás notificado a tus contactos que salías de vacaciones, es imposible evitar recibir mails durante nuestro receso laboral. No te preocupes y ocúpate.

Veamos algunos tips para organizar sus mensajes electrónicos que nos recomienda FastCompany.

Partamos de la siguiente base: en la bandeja tienes dos tipos de mails: los que puedes borrar y, por otro lado, aquéllos con los que debes hacer algo al respecto.

¿Qué hacemos con los mails que podemos borrar?

1. Ordénalos por remitente.
Y bien, ¿qué tenemos allí?: suscripciones a newsletters, cadenas de mails de familiares y amigos, notificaciones de redes sociales, mensajes que aportan cero valor a tu trabajo y mails por el estilo. Simplemente bórralos.

2. Ordénalos por asunto.
¿Qué encontraste? ¿Discusiones de listas de correo, largas conversaciones con idas y vuelta de correo, y reenvíos o presentaciones divertidas o curiosas, pero que no son de interés para tu trabajo? Bórralos. Sin piedad.

3. Ordénalos por fecha.
Hagámoslo simple: los mensajes enviados hace más de un mes, bórralos. Si el remitente no recibió respuesta después de un mes y es algo importante, no dudes, que volverá a comunicarse. Es un punto discutible pero… si vamos a reorganizar cientos o en algunos casos miles de mails, necesitamos tener una “política dura” de organización de nuestro correo electrónico.

¿Qué hacemos con los mails con los cuales debemos hacer algo?

Ahora sí, lo que quedó en nuestra bandeja es lo importante. Ordena los mensajes por fecha y empieza a revisar los más antiguos.
Es hora de las decisiones rápidas: tómate dos minutos o menos para responder. Si el mensaje requiere más tiempo, agéndalo para los próximos días. Envía un breve acuse de recibo: “Me pondré en contacto para retomar el tema el martes. Muchas gracias“. Regístralo en tu calendario y, por supuesto, cúmplelo.

 

Organizar tu correspondencia.

Cuando hemos tomado nuevamente el control de nuestros mensajes electrónicos, ya podemos enfocarnos en organizar la correspondencia.

Importante: estarás revisando tu correo postal con el fin de reorganizar su trabajo, no caigas en la tentación de sentarte a ver las novedades del banco, el catálogo de modas, la revista de programación del cable o la revista de management. Es interesante pero no una actividad para realizar justo ahora. La meta es la reorganización.

1. Revisa.

Haz lugar en el escritorio y coloca toda la correspondencia recibida.
Haz una revisión general y sepárala en material de consulta y material para tirar.
Aquello que sea para tirar, pues ¡tíralo! No hay otra salida para ello excepto el cesto de basura. Nada que pueda llevar más de unos cinco a diez minutos.
Trabajando desde casa, el escritorio es un espacio destacado: es el lugar de trabajo, la bandeja de entrada “virtual” a ideas a través de post-it, la recepción de cartas como estamos viendo aquí. Por ello, esta tarea te ayudará también a despejar, organizar tu escritorio y tu mente.

2. Archiva.

Con una pila más pequeña de cartas, ya podemos encargarnos de archivar el material de consulta que  hemos separado. Cada cosa en su lugar y cada carta en su archivo.
Trabajando desde casa necesitamos cuidar la delgada línea que divide nuestro entorno familiar del personal. Por lo tanto, preserva el orden de tu oficina en el hogar, archivando las cartas en biblioratos -o carpetas grandes- bien identificados para “trabajo” o para “familia”, según corresponda.
Para ser más productivos es conveniente que cuentes con archivos por proyectos o por cliente.
Para revistas de consulta también pueden utilizarse sobres papel madera grandes. Ocupan poco espacio y bien etiquetados son fáciles de manipular.

3. Tira.

Al momento de archivar es probable que te des cuenta de que hay cartas que no eran tan útiles como parecieron en el momento de la revisión. Si no aporta valor a tu trabajo, tírala.
Utiliza un cesto típico de basura o bien una caja de cartón especialmente para tirar las revistas. Luego podrás envolver la caja, sellarla con cinta adhesiva y sacarla para que la retiren los recolectores. Así te ahorras de bolsas rotas y tus revistas desparramadas en la vereda.
Si tus revistas son útiles para otras personas, tal vez puedas separarlas en una caja -como el caso anterior- y colocarlas en un rincón de tu oficina o en un espacio de la casa; para que la retiren oportunamente. Por ejemplo, si las donas para alguna escuela o bien para quienes reciclan papel.
Menos papeles, más orden, mejor espacio de trabajo y con ello, mejores ideas para nuestros proyectos de trabajo.

Dedicar tiempo a reorganizarte es fundamental para retomar el trabajo desde casa de manera productiva. Es un tiempo muy bien invertido. Ordenar tus mensaje electrónicos y tu correspondencia postal son dos tareas importantes de la administración de tu oficina en hogar. Y cuanto antes te ocupes de ellas al regresar de tu receso laboral, mucho mejor. ¡Aprovecha tu estado de motivación post-vacaciones para organizar tu gestión desde el hogar!

Imagen: LinksmanJD – Flickr.

****

¡De vuelta en casa! ¿Y ahora? ¿Cómo reorganizas tu trabajo desde casa luego de merecidas vacaciones?
Dejanos tus comentarios debajo. ¡Nos gusta leer tus tips!

*****

Escribe tu comentario

Tu opinión nos interesa!

Etiquetas: , , , , ,

Categorias: Destacados, Trabajo desde casa

Comentarios (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Sitios que enlazan a este articulo

  1. Bitacoras.com | Agosto 8, 2011

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Curso Online: 21 Días para Organizar tu Vida y tu Negocio
    <