Como transformarse en una persona organizada, un minuto a la vez

Orden en casa, un minuto a la vez

Puede que sea algo abrumador mirar esa cantidad de cosas que tenes en la cocina, toda esa pila de elementos, o ese cuarto o ropero que tiene todas esas cosas que no sabes dónde guardar. Pero, ¡no te preocupes! Te daré la solución para este problema. Te enseñaré a organizarte, sin tener que tirar esas cosas que no tienen lugar en donde guardarse.

Con sólo algunos tips, podrás organizarte mejor para encarar cualquier tipo de desorden en tu casa.

Necesitarás:

  • algo de tu tiempo -pueden ser 10 minutos, 30 minutos, 1 hora, 2 horas, una tarde, lo que quieras,
  • una mente concentrada,
  • y por lo menos, tres tachos o contenedores para dividir (esto es opcional).


Instrucciones

  1. Concéntrate en un área particular que quieras organizar: un cajón, un ropero, un cuarto, o inclusive una esquina de tu habitación. Pensar en organizar algo que parece imposible puede resultar algo abrumador, y así pierdes cualquier tipo de incentivo y motivación. Entonces tienes que dedicarte a organizar durante 10 minutos, 30 minutos (lo que tú quieras) y decir, “haré todo lo que pueda en ese tiempo”. Recuerda: tú estás en control aquí, no el desorden. Si dejas que el desorden te gane, entonces nunca podrás arreglar algo. Utiliza un temporizador de cocina si quieres controlar el tiempo.
  2. Cada espacio tiene un propósito o una función, así que decide para que quieres ese espacio. Si es un armario en el pasillo, ¿para qué lo usas? ¿Para guardar mantas y sábanas? ¿Para guardar útiles de colegio de tus hijos? Si es un cuarto, ¿para que utilizas esa habitación? ¿Para hacer ejercicio? ¿Cómo habitación de huéspedes, como oficina hogareña? Tú decides esto. Recién una vez que esto podrás organizarlo.
  3. Aquí comienza la parte difícil: con el propósito o la función del espacio en mente, separa todas las cosas que haya en ese lugar. Ubica allí tres contenedores para separar los ítems en ellos. Dependiendo de qué cosas pones en cada contenedor, sabrás qué tienes y cómo quieres utilizar el espacio. Si tienes por ejemplo un cajón con papeles usa cada contenedor y divídelos por rubro. Por ejemplo en: colegio, automóvil, trabajo. Si estás ordenando un armario, separa en pantalones, remeras y vestidos. La idea es que dividas las cosas que tienes en este espacio y que corresponde a ese lugar. Separa en tres: cosas para guardar, ítems que deben estar en otro lugar y lo que quieras regalar o donar.
  4. En general, si no lo has usado en los tres o cuatro últimos años, tíralo. Si es algo de la familia, o algo de mucho valor sentimental, debería estar en un lugar especial. Si nunca creaste un lugar especial, busca cómo hacerlo, encuentra un lugar donde puedas ubicar estos ítems, puedas verlos y “honrarlos”.
  5. Con tu espacio dividido y vacío, llega la parte divertida: ¡ir de compras y guardar! Acuérdate cómo quieres usar este espacio. Ésto es importantísimo, mantenlo en tu mente. Tienes que estar concentrada y pensar para qué usarás el espacio, y que cosas pones en donde, buscar una forma eficiente y fácil para guardar las cosas en el mejor lugar posible. Tal vez para un armario tengas que comprar perchas, o un estante nuevo para colgar. Inclusive, podrías ser creativa y utilizar cajas que ya tengas en tu casa para dividir mejor las cosas en tu nuevo espacio.
  6. Cada vez que debas guardar algo, piensa en la función original de ese espacio. Si haces esto, entonces los espacios siempre tendrán una función y podrás mantener tu espacio mucho más organizado.

Consejos y Cuidados

Un gran desorden debe ser dividido en partes primero para luego continuar organizando cada una de esas partes divididas.

Cada espacio debe tener una función. ¡Nunca olvides la función o el propósito del lugar!

Si hay algo que no has utilizado en mucho tiempo, ¡tíralo! Si hay algo de valor sentimental, ¡busca un lugar adecuado para ponerlo!

¡No dejes que el desorden te gane!

No pienses en todo lo que tienes que ordenar, divide tu desorden en partes para que resulte más “accesible”.

Organiza sólo por un rato. Hazlo en pequeños intervalos para no cansarte tan rápido (10, 30 minutos).

No te dejes desalentar fácilmente. Verás tu progreso después de un rato.

 

Fuente: eHow – Tr. Organizarte Magazine

Escribe tu comentario

Tu opinión nos interesa!

Etiquetas: , , , ,

Categorias: Productividad Personal, Tips y consejos de productividad

Comentarios (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Sitios que enlazan a este articulo

  1. Bitacoras.com | marzo 30, 2013

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Curso Online: 21 Días para Organizar tu Vida y tu Negocio
    <