Flojera Mental: ¡qué la pereza no te alcance!

| Abril 17, 2017 | Tu opinión nos interesa!

Flojera mental: cómo superar la pereza

¡Qué la pereza no te alcance!

Recomendaciones para dejar la Flojera Mental

Estefanía Noguerón en su texto titulado: Cómo superar la Pereza: Libera Todo tu Potencial ¡Ya! define a la flojera “como el estado mental de una persona que no tiene la energía suficiente para llevar a cabo determinadas actividades, un estado de pasividad”. Todos en algún momento de nuestra existencia hemos experimentado ese letargo por el que nos han calificado de holgazanes, flojos, perezoso, haraganes y otros que por ser tan peyorativos dejaremos de mencionarlos.

Lo grave es cuando queremos vivir esta inercia con frecuencia y le permitimos el manifestarse en todas nuestras áreas y así estudiar da flojera, limpiar la casa, trabajar, salir a disfrutar, emprender nuevas experiencias… hasta caer en la desmotivación y en el peor de los casos, la depresión.

Variados son los motivos que desencadenan este comportamiento cabizbajo y sin energía como el temor, el desconocimiento, la falta de incentivo, el impedimento por escasez de recursos, el caos o desorden, las complejidades de la actividad, su duración, las malas relaciones con aquellas personas quienes frecuentarías durante la actividad… la lista sería interminable porque la pereza mental la desencadenan motivos estrictamente personales.

 

¿Qué podemos hacer al respecto?

  1. El primer paso para combatirla, es diagnosticar sus causas. Seguidamente si la actividad a la que le huyes es inevitable y su origen es complejo, toca diseñar un plan para enfrentar la situación y superarla. Si por el contrario, puedes descartarla, entonces hazlo, muchas veces lo mejor es flexibilizar o hacer uno que otro cambio.
  2. Organiza cualquier caos o desorden que te impidan iniciar. Un ambiente limpio o una actividad planificada y con todos los recursos a la mano, nos ofrece la oportunidad de enfocarnos, evitar distracciones o pérdidas de tiempo. Si te dispones a estudiar, que ya de por si no te anima, imagina hacerlo tumbada en una cama llena de ropa, sin tender, con los libros en casa de tu hermana y sin una óptima conexión a internet… no es de extrañar que la flojera mental te seduzca.
  3. Busca quienes te den ánimo, eso es de gran ayuda para sentir motivación y apoyo. Esas amigas tan flojas como tú hay que distanciarlas, por lo menos, mientras desarrollas esa asignación tan incómoda, pues sus constantes comentarios negativos y poco alentadores solo te conducirán a apertura el club de “la modorra”.
  4. Piensa en las consecuencias que originan el no realizar esa actividad que tanta flojera te da y a cuántas personas perjudicas con esta acción, esto es necesario tenerlo en cuenta pues muchas veces no medimos que tanto alcance o daño puede causar el posponer o no asumir ciertos compromisos por más engorrosos que sean.
  5. Por último, traza metas cortas y de fácil alcance hasta terminar con esa tarea o asignación tan compleja. Esto quiere decir, que lo resuelvas por parte, si es muy complejo o extenso. Un caso puntual sería, limpiar una casa muy sucia, si te propones hacerlo en un solo día, resultará tedioso y te atacará el desánimo. Establece una semana de limpieza y dedícale un día a cada espacio.

Y tu, ¿que recomendaciones adicionales tienes para combatir la pereza?
Cuéntanos, deja tu comentario debajo.



Escribe tu comentario

Tu opinión nos interesa!

Etiquetas: , , , ,

Categorias: Productividad Personal, Tips y consejos de productividad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<