Orden en casa: la carga emocional del desorden

| Octubre 8, 2012 | 2 Comentarios

Cada espacio de tu hogar te brinda una forma particular de confort. El confort y el desorden no pueden coexistir. El desorden sólo trae cierto desbalance y desmotivará a cualquier espíritu alegre. Es razonable entonces dejar el desorden de lado y sentir paz mental.

Ordena tu cocina

Tu cocina es el corazón de tu hogar y buenas razones hay para ello. Es el lugar donde te nutres y alimentas, aún cuando estés cenando algún alimento congelado que calientas en el microondas en lugar de hacerlo con alguna comida casera que haría tu madre. Una cocina desprolija o desordenada dificulta tu nutrición y la de aquellos con quien vives, tanto física como emocionalmente. La manera en la cual te ocupas de tu cocina es una buena medida para identificar si estás prestándole suficiente atención a tu nutrición y la de tu familia. Limpiar y ordenar tu cocina abrirá espacio para que recibas la contención y el confort que necesitas en tu vida.

Ordena el living o la sala como así también el comedor

Estos son lugares especiales en los cuales socializas con familia y amigos. Aquí es donde te comprometes con el mundo aún estando en casa: sea mirando televisión, leyendo el periódico o discutiendo eventos actuales con viejos amigos durante una cena. El desorden puede convertir estos espacios especiales para socializar en guaridas de aislamiento, especialmente si el desorden es tal que hace tiempo no invitas gente a tu hogar. Observa cuidadosamente tu sala y tu comedor para ver qué dicen sobre tus relaciones. ¿Son importantes para ti? ¿Estás ocultándote de los demás, enterrándote en un desorden total?

Ordena los pasillos

Necesitas los pasillos libres para recorrer tu hogar. El desorden en pasillos te impide o incomoda la libre circulación entre las diferentes áreas de tu hogar y de tu vida. Observa tus pasillos y mira qué dicen sobre el resto de tu vida. ¿Poseen una buena iluminación? ¿Puedes recorrerlos fácilmente o normalmente tropiezas con elementos diversos al transitarlos? Si sientes alguna desconexión entre el trabajo y la familia, entre ti y los demás, entre lo que necesitas hacer y tus obligaciones, puede ser hora de ordenar y organizar bien tus pasillos.





 

Ordena los baños

Cada día utilizamos este importante espacio para salir al mundo. Comenzamos nuestros días desde este lugar. El desorden en el baño puede significar que no te sientes orgullosa de la manera en que te ves y te sientes. ¿Cómo podrías sentirte bien utilizando un baño desordenado y sucio? Un baño limpio y bien decorado es un santuario tranquilo para cuidar de ti misma, para rejuvenecer. Los jabones perfumados, los accesorios atractivos, velas aromáticas, todo tiene un lugar aquí. Esto es hermoso para la mente y el espíritu. Puedes hacer más bella tu vida organizando y limpiando este importante espacio en tu hogar. Dedica tiempo a transformar tu baño en un lugar de refugio agradable y esto te traerá una sensación de placer importante en el lugar en el que realizas tus rituales de cuidado personal todas las mañanas y las noches.

Ordena las habitaciones

Tu dormitorio es tu lugar de descanso como así también de intimidad y funciona como un espacio de renovación personal y de relaciones. El desorden en tu habitación es peor que en cualquier otro cuarto de tu hogar. Deja de ser un lugar apacible y de descanso. Si te sientes cansada ordenar este espacio personal te aportará relajación y podrás liberar aquí el estrés de tu día. Luego podrás tener una noche de descanso agradable o disfrutar de un momento especial con tu pareja. De todos los espacios de tu hogar, este es uno crítico para lograr orden y paz en general.

Ordena tus armarios y closets

Cuando llenamos nuestros placards, armarios o closets de cosas restringimos nuestra habilidad para ser intuitivas e interesantes. Los armarios desordenados podrían indicar problemas de los cuales ni siquiera eres consciente pero que bloquean tu progreso en la vida, el trabajo y tus relaciones. Mantener la puerta del closet cerrada NO es una solución obvia. ¡Organizarlo sí lo es!

Ordena tu altillo, sótano o baulera

Un altillo o baulera desordenado puede causar una sensación de estar bajo presión. No es sencillo sentirse bien respecto del futuro cuando tienes tantas cosas “sobre tu cabeza”. Organiza esas cajas que ya has guardado por mucho tiempo y te sentirás bastante más liviana de manera instantánea. Se cree que el sótano podrían representar temas de nuestro subconsciente, por lo tanto, si tienes uno, también dedica tiempo a limpiarlo y ordenarlo.

Ordena tu garage

Piensa en tu automóvil como símbolo de agilidad, independencia y habilidad para ser proactiva en la vida. Si hay tanta basura apilada en tu garaje que prácticamente no puedes abrir la puerta, ¡es hora de organizarlo! Haz esto y prepárate para darle un buen impulso hacia adelante a tu vida.

 

Deja de pensar en ordenar como algo maravilloso y comienza a pensar en el orden como una de las maneras más efectivas de mejora personal y auto-ayuda disponible. Cada revista o diario que ubiques para reciclar y cada libro que devuelvas a la biblioteca te liberará. También lo hará una acción como donar ropa vieja a caridad, entre otros. Líbrate hoy mismo del desorden y abre las puertas a la alegría y la energía en tu vida.

Escribe tu comentario

Tu opinión nos interesa!

Etiquetas: , , , , , , ,

Categorias: Gestión del estrés, Organizacion en Casa, Organizacion en el hogar

Comentarios (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Sitios que enlazan a este articulo

  1. Bitacoras.com | Octubre 8, 2012
  1. El orden es fundamental para todo: optimiza el espacio, mejora la funcionalidad y reduce el tiempo que necesitamos para gestionar nuestro día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Curso Online: 21 Días para Organizar tu Vida y tu Negocio
<