pack-checklists

Productividad personal: la técnica Pomodoro

| agosto 16, 2012 | 2 Comentarios

Lograr un buen nivel de productividad personal es uno de los retos que todos tenemos a diario. Hay gran cantidad de métodos y técnicas para administrar nuestro tiempo y cada uno debe encontrar e implementar aquella que mejor se adapte a su estilo.

En Organizarte Magazine queremos acercarte información sobre los diferentes métodos y técnicas para que puedas probarlos y luego elegir el que más se adapte a tus necesidades. Ya te presentamos algún tiempo atrás GTD o Getting Things Done, el método de David Allen. Hoy te proponemos evaluar una técnica sencilla llamada Pomodoro. ¡Aquí la tienes!

La técnica “Pomodoro”

La Técnica Pomodoro es un método para la administración del tiempo desarrollado por Francesco Cirillo a fines de los años 1980. La técnica usa un reloj para dividir el tiempo dedicado a un trabajo en intervalos de 25 minutos -llamados ‘pomodoros’- separados por pausas. Relacionado con conceptos como timeboxing y desarrollo iterativo e incremental, usados en el desarrollo de software, el método ha sido adoptado en contextos de desarrollo agil y pair programming (programación en pares) además de otros contextos de trabajo.

El método se basa en la idea de que las pausas frecuentes pueden mejorar la habilidad mental, y trata de ofrecer una respuesta eficaz frente al tiempo, en lugar del estado de ansiedad que suele provocar el “devenir” del tiempo, del que se habla en los escritos de Henri Bergson y Eugene Minkowski.

Principios subyacentes

Son fundamentales las etapas de planeamiento, anotación, registro, proceso y visualización.

En el planeamiento, las tareas son priorizadas en una lista “Para hacer hoy”. Esto permite a los usuarios estimar el esfuerzo que cada tarea puede requerir. Cuando se completan los “pomodoros” (en lo que se refiere a la técnica, ‘pomodoro’ significa un periodo indivisible de tiempo, usualmente de 25 minutos), estos se registran, dando un sentimiento de logro y, a la vez, datos base para una posterior auto-observación y mejora. Un objetivo esencial de la técnica es eliminar las interrupciones, tanto internas como externas. Esto se hace registrándolas y posponiéndolas siempre que sea posible.

Hay cinco pasos básicos para implementar la técnica:

  1. Decidir la tarea a realizar
  2. Poner el pomodoro (el reloj o cronómetro) a 25 minutos
  3. Trabajar en la tarea hasta que el reloj suene y anotar una X
  4. Tomar un pausa breve (5 minutos)
  5. Cada cuatro “pomodoros” tomar una pausa más larga (15-20 minutos)


Herramientas

El autor de la técnica fomenta un enfoque de baja-tecnología usando un reloj mecánico (como el utilizado en la cocina), papel y lápiz. En su visión, el acto de girar el dial del reloj confirma físicamente la determinación del usuario para comenzar y los sonidos del tic-tac o el timbre final tienen que ver con el comportamiento condicionado que se va desarrollando en su relación con el tiempo.5 De todos modos, la técnica ha inspirado un gran número de aplicaciones de software, relojes y cronómetros para, prácticamente, todas las plataformas actuales (PC, Tablet, Móviles, Servidores) que soporten aplicaciones de productividad.

Administración del tiempo: la técnica Pomodoro

Nombre

La Técnica Pomodoro se llama así por la forma de tomate del reloj de cocina que fuera el primero que usó el creador de la técnica, Francesco Cirillo, cuando era un estudiante universitario (Pomodoro es tomate, en italiano).

Ese tipo de reloj aparece también en el logo de la técnica.

Fuente: Wikipedia

¿Conocías este método de administración del tiempo? Próximamente, compartiremos contigo algunas herramientas que puedes utilizar si deseas implementarla para mejorar tu productividad personal.

Etiquetas: , , ,

Categorias: Gestión del tiempo, Metodologías de Organización, Productividad Personal

Comentarios (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Sitios que enlazan a este articulo

  1. Bitacoras.com | agosto 16, 2012
  1. La técnica Pomodoro es ideal para tareas que requieran mucha concentración o para tareas tediosas y continuas. Las pausas refrescan la memoria, y los pomdoros se realizan sin ninguna interrupción, por lo que las distracciones y los ladrones de tiempo quedan fuera.

    Gracias por mencionar y dar una versión resumida de esta técnica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

<