Seis maneras sencillas de reducir tus niveles de estrés

| Septiembre 25, 2012 | 2 Comentarios

¿Te sientes estresada? Es una pregunta tonta, ¡lo sé! Pero la vida moderna trae tantas preocupaciones y ansiedades que es probable que te sientas estresada por lo menos de vez en cuando… y tal vez mucho más a menudo que eso.

6 simples maneras de reducir el estrés

Si te enfrentas a un jefe exigente, un colega difícil, una montaña de deudas, una adolescente rebelde, o un ordenador que falla y se te perdieron varios archivos, el estrés se convierte casi en una parte inevitable de la vida moderna.

Para la mayoría de nosotras, no es una perspectiva realista pensar en evitar situaciones de estrés por completo. En su lugar, tenemos que encontrar maneras de reducir nuestros niveles de estrés en el día a día, para estar mejor equipadas para hacer frente a los inevitables golpes a lo largo de nuestro camino por la vida.

Aquí tienes seis cosas simples que puedes hacer – hoy, o al menos esta semana – para reducir tu nivel de estrés.

# 1: Toma algunas respiraciones profundas

No pases por alto esto porque crees que es demasiado simple. Sentarse tranquilamente y realizar unas cuantas respiraciones lentas y profundas puede ayudar a reducir el estrés al instante. (Haz la prueba la próxima vez que te sientas preocupada o molesta, y verás lo efectivo que es.)

También te recomendamos establecer deliberadamente algún momento en tu día para concentrarte en tu respiración – esta es una forma de meditación que muchas personas utilizan, y encuentran útil para reducir el estrés.

# 2: Pregúntate: “¿esto importará en un año?”

Si hay algo que te causa estrés, puede ser difícil de ver si es o no es realmente importante en tu vida. Un mini-desastre como perder un documento importante, o quedarte fuera de casa sin la llave, o recibir una llamada telefónica de un cliente enojado puede sentirse como una verdadera crisis.

La mayoría de las cosas, sin embargo, se desvanecen en importancia después de unos pocos días o semanas. En un año, ¿estos mini-desastres tendrán algún impacto en tu vida? Es casi seguro que no. Por eso recordar que “esto también pasará”, puede evitar un poco la ansiedad asociada a situaciones de estrés.

# 3: Acepta ayuda de otras personas

Si estás luchando con una montaña de trabajo en la oficina, o contra las interminables tareas de la casa, puede ser hora de buscar ayuda. A menudo, la gente va a estar dispuestas a colaborar – sólo tienes que pedirlo, o incluso a aceptar las ofertas que ya te han hecho.

Algunas personas se preocupan pensando en que pedir ayuda los hace parecer débiles. La verdad es que ninguno de nosotros puede lograr grandes cosas solo: todos necesitamos un poco de ayuda en el camino. Al permitir que otras personas te ayuden, les das la oportunidad de crecer también.

 

# 4: Reduce las fuentes de estrés

Esto puede parecer tan obvio que no vale la pena mencionar – pero, ¿realmente te has esforzado por reducir las cosas que te causan estrés? Si te encuentras estresada cada vez que vas de compras porque está repleto de gente, por ejemplo, puedes comprar en línea y recibir tu pedido en casa.

La próxima vez que algo te provoca estrés, toma unos minutos para pensar sobre las maneras de eliminarlo de tu vida – o para reducir el tiempo que tienes que dedicar a ella. Siempre hay opciones: a veces sólo tienes que dar un paso atrás para poder verlas.

# 5: Mejora tus habilidades de administración del tiempo

Si estás estresada porque estás siempre corriendo para cumplir con los plazos (o no los cumples en absoluto), o si no tienes tiempo para realizar todo tu trabajo, el problema puede estar en tus habilidades de gestión del tiempo.

Seguramente, si no eres buena en la gestión del tiempo, ya lo sepas. Tal vez tengas un problema de procrastinación, o tienes problemas para priorizar las diferentes tareas. Cualquiera que sea el caso, leer un buen libro sobre la gestión del tiempo puede hacer una gran diferencia.

# 6: Haz ejercicio de forma regular

Estoy segura de que no necesito decirte que el ejercicio es bueno para la salud… pero ¿sabías que también es una gran manera de reducir tus niveles de estrés? Cuando haces ejercicio, tu cuerpo libera endorfinas, que te hacen sentir bien naturalmente. El ejercicio regular puede incluso ayudar a reducir los síntomas de la depresión leve o ansiedad.

Si alguna vez has salido a correr o caminar con paso ligero y te sentiste mucho mejor, sabrás cómo el ejercicio puede ser beneficioso. Trata de ser más activa esta semana, y ver si te siente menos estresada.

¿Tienes algún consejo más para agregar? Si has encontrado una buena manera de combatir el estrés, déjanos un comentarios!

Autor: Ali Luke ~ Fuente: DumbLittleMan.com
Tr. OrganizarteMagazine.com

Escribe tu comentario

Tu opinión nos interesa!

Etiquetas: , , , , , ,

Categorias: Gestión del estrés, Productividad Personal

Comentarios (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Sitios que enlazan a este articulo

  1. Bitacoras.com | Septiembre 25, 2012
  1. Mercedes Montes. dice:

    Realmente son temas de actualidad que a diario en nuestra vida cotidiana como madres, esposas y profesionales, están sometidas en diferentes forma al stress, el stress cotidiano, y para mi es de gran ayuda leer estos artículos que son de mucho apoyo, siempre que los pongamos a diario en práctica será un beneficios nuestro. gracias nuevamente. Éxitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sponsor destacado

Curso online 21 días para organizar tu negocio y tu vida

Súmate a nuestra comunidad en Facebook!

Follow my blog with Bloglovin

Curso Online: 21 Días para Organizar tu Vida y tu Negocio
<