Trabajo desde casa: cómo ser productivas con las comunicaciones

| marzo 26, 2012 | 2 Comentarios

Cuando decides trabajar desde el hogar y de manera independiente estás decidiendo enfocarte en una mejor calidad de vida, en una nueva forma de desarrollarte profesionalmente; en donde encuentres el equilibrio laboral y personal.

Por ello, eres TÚ quien está al mando y poniendo las reglas de juego. Anímate a definir la NUEVA forma de trabajo, tú pon las reglas.

Entre ellas, está la forma en que deseas comunicarte con tus clientes. Ser productivo trabajando desde casa es bueno para ti y para tu cliente.

Hoy te compartimos ideas prácticas para ser más productiva en las comunicaciones trabajando desde casa.
Anímate a una nueva forma de trabajar y ¡de comunicarte con tu cliente!

Trabajo desde casa: cómo ser productivas con las comunicaciones

Autor: Paola Diaz para Organizarte Magazine.
 
Trabajo desde casa: ¡sé productiva en tus comunicaciones!

Trabajo desde casa: ¡sé productiva en tus comunicaciones!

Cuando decides trabajar desde casa y de manera independiente estás decidiendo enfocarte en una mejor calidad de vida, en una nueva forma de desarrollarte profesionalmente; en donde encuentres el equilibrio laboral y personal.

Por ello, eres TÚ quien está al mando y poniendo las reglas de juego. Anímate a definir la NUEVA forma de trabajo, tú pon las reglas.

Entre ellas, está la forma en que deseas comunicarte con tus clientes. Ser productivo trabajando desde casa es bueno para ti y para tu cliente. Tú deseas optimizar tu tiempo para que rinda tu presupuesto, recursos y trabajo en general. Si tú eres productiva, tu cliente sale ganando: estarás más tiempo resolviendo sus temas, trabajando para él.

Veamos algunas ideas prácticas para ser productivas con las comunicaciones trabajando desde casa:

# Tú

No temas definir cómo prefieres trabajar.

¿Crees que tus clientes deberían hacerlo? Pues, NO. Recuerda TÚ estás al mando de este barco. Si trabajas cómod@mente, servirás mejor a tus clientes y eso es lo que ellos desean: que satisfagas sus necesidades, que les des las mejores ideas, la mayor creatividad posible, ¡lo MEJOR! Sólo si trabajas a gusto, lograrás este estado.

No temas trabajar con tu cliente ideal.

También creo que cuando trabajas por tu cuenta, CUENTAS con la ventaja de decidir con quién deseas trabajar. ¿Crees que es arriesgado lo que te digo? ¿Que no tienes opción? ¿Que debes aceptar a todos los clientes? Pues, NO otra vez. Tú eres el líder de este equipo. Sí, porque con tu cliente formarás un equipo. Y pocos equipos logran objetivos sólidos y a largo plazo si no cuentan con bases firmes en claridad de metas y VÍNCULOS.

TÚ también puedes elegir a tus clientes.

Sólo tú sabrás cuál es el ideal pero considera:  ¿qué servicios puedo ofrecerle?, ¿estoy en condiciones de brindar estos servicios?, ¿necesitaría de otro profesional para resolver sus problemas?, ¿me sentiría cómoda trabajando con este tipo de cliente?, ¿con su tipo de personalidad?, ¿con su estilo de trabajo?, ¿con la forma de trabajo en equipo que prefiere?, ¿prefiere trabajar de manera colaborativa o más bien… solo?

Pon todo en la balanza y OJO, evaluar tu relación con él no es tema menor: ¿cómo crees que te llevarías con él en el día a día? Te aseguro que estas decisiones harán tus comunicaciones más o… MENOS productivas.

# e-Mail

Trabajando desde casa el mejor canal y más productivo para organizar tu tiempo es el E-MAIL.

Vale ponerlo en mayúsculas si lo que buscas es 100% de efectividad en la administración de tu tiempo.

Defínelo como canal principal de comunicación con tus clientes. Algunos desestiman el e-mail  frente al teléfono, por ejemplo. Sin embargo, si administras bien su uso, no tiene nada que envidiarle. Un mail te permite ser concreto, SÉ concreta para ser más efectivo. Difícilmente te irás por las ramas como pasaría hablando por teléfono.

No implica que no respondas llamadas, aquí hablamos de encontrar canales que optimicen tu tiempo, para que dediques MÁS tiempo trabajando en las necesidades de tus clientes, ¡RESOLVIENDO temas y NO colgado en el teléfono! Después de todo, el cliente te paga por tus respuestas, soluciones e ideas.

Que tus clientes sepan que cuentan contigo en este canal.

Cuando un cliente tiene dudas o preguntas, necesita encontrarnos. Bríndale tranquilidad diciéndole que cuenta contigo a través de un e-mail, que siempre estás disponible. Cuando digo “siempre”, me refiero, a TU “siempre”, el horario de trabajo que hayas establecido.

Enséñale a tu cliente tu forma de trabajar y muéstrale en tus respuestas por mail que tan concreto y ejecutivo eres resolviendo temas.

Define bloques de horarios para responder tus e-mails.

Si es tu canal principal no hay excusas para responderlos. Recuerda que lo has definido como el principal canal de comunicación.

Determina tres bloques en el día para responder mensajes. Estar todo el día pendiente de tu bandeja de entrada no es productivo. Tu cabeza debe estar junto a las ideas. Genera el hábito de revisar y responder correo en ciertos bloques de horario. En veinte días habrás logrado una nueva conducta para administrar tu correo electrónico.

# Mensajeros instantáneos

Pasemos al mensajero.

El mail es estupendo y tu primera opción de comunicación. ¿Qué te parece una segunda alternativa a través de mensajeros instantáneos? El tiempo online -como el offline- valen oro. Conectarnos para conversar en vivo y en directo nos permite acercarnos más al cliente para trabajar sobre temas que así lo requieran.

Elige tu mejor opción.

Actualmente el Skype ofrece todo lo que quieras: mensajero liso y llano para chatear, llamadas de PC a PC con tu cliente, llamadas económicas casi a todo el mundo a teléfonos de línea o celulares, compartir pantallas, pizarras y otros recursos para trabajar en equipo, etc. Hablar con tu cliente por Skype es una excelente opción en ciertas ocasiones. En el mercado hay cada día más opciones, conócelas, evalúalas y elige la mejor para tu negocio.

Prevé que tu cliente conozca la herramienta tanto como tú o mínimamente como para comunicarse.

Prevé que el cliente desee hacerlo por esa vía también. TÚ estás al mando y también es tu deber enseñarle a tu cliente -siempre que él esté dispuesto, claro-. Muéstrale las ventajas de utilizar esta herramienta, las ventajas para SU negocio.

Agenda una reunión virtual. Con el mail estás conectado todo el tiempo. Para el Skype, te sugiero hacer una buena administración del tiempo, agendando reuniones: fecha y hora, inicio y cierre, tema de la reunión en primer lugar.

Nos pagan por resolver y generar IDEAS para nuestros clientes. Cuanto más tiempo tengamos para ellos, más FELICES estarán.

Define bloques para el vivo y en directo.

También puedes agendar una hora para estar 100% online. Encuentra tú el mejor horario. Llamémosle un “horario libre para consultas” o algo parecido. Define: día de la semana y horario, inicio y fin, y objetivo CLARO de ese tiempo que estarás conectado.

Teniendo un mail y un Skype bien administrados, no necesitamos un teléfono que interrumpa tu creatividad puesta al servicio de tu cliente. Recuerda que nos pagan por nuestras ideas, no por nuestro tiempo colgados del teléfono.

¿Quiere decir que no utilizaremos NUNCA el teléfono o el celular? Ellos también tienen su mérito y para situaciones especiales. Para mí la COPA de la productividad trabajando desde casa, se la lleva el e-mail y el Skype. No necesito mucho más ¿y tú?

 

Imagen: Quiot’s Run  – Flickr.

***

¿Cuál es el medio de comunicación que te resulta más productivo trabajando desde casa?
Cuéntanos tus secretos de organización, ¡nos encanta leer tus tips!

Etiquetas: , , , , ,

Categorias: Productividad Personal, Trabajo desde casa

Comentarios (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Sitios que enlazan a este articulo

  1. Bitacoras.com | marzo 26, 2012
  1. Para el ejercicio de mi profesión de abogada de familia, el mail es el mejor de medio de comunicación que utilizo con mis clientes. Los mantengo constantemente informados sobre el estado de sus juicios, los asesoro a distancia si son del interior, estoy localizable en cualquier momento y lugar si ellos me necesitan. Lo prefiero mil veces antes que el teléfono.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

<