Seis razones por las que no deberías perderte Puerto Vallarta

| febrero 13, 2019 | Tu opinión nos interesa!

Hay destinos a los que viajar una vez en la vida debería ser deber de obligado cumplimiento. Por otra parte, hay viajeros que saben bien que tales destinos no se encuentran siempre al alcance de todos, y no por sus elevados costes o la dificultad del acceso a los mismos, sino porque un buen destino ha de reunir una serie de características que no siempre son fáciles de conseguir. En el abanico de paraísos selectos que creemos que deberías elegir, hemos escogido hablarte en este artículo de Puerto Vallarta. Si aún no conoces este magnífico destino, no sabemos a qué estás esperando. Y si no comprendes aún por qué nosotros estamos tan convencidos de que no deberías perdértelo, aquí van las razones por las que no nos cabe ninguna duda de que así debería de ser. ¿Estás listo?

#1. Sumergirse en el Pacífico al menos una vez en la vida

Sí, Puerto Vallarta se encuentra en la costa oeste de México, entre los estados de Jalisco y Nayarit. Más allá de la riqueza sociocultural que este emplazamiento geográfico le otorga per se, no podemos obviar que el océano Pacífico es quizás el más maravilloso tesoro oceánico que baña las costas de medio mundo. Sin desmerecer a la belleza de las demás aguas del mundo, los colores y la vida interior de este océano son, permítannos, de incomparable valor. Además, no todo el mundo puede regodearse de haberse bañado en las cálidas aguas del Caribe.

#2. Buenos hoteles, mejores vistas

La Bahía de Banderas se ha situado en los últimos años entre los destinos turísticos más atractivos a nivel internacional, especialmente en el Pacífico. Por este motivo, su oferta hotelera y de restauración se ha sofisticado a niveles inimaginables. Los hoteles en puerto vallarta son numerosos y a menudo muy asequibles en términos de relación calidad precio. Frente a otros destinos en el propio México o en los alrededores, puerto Vallarta sabe cómo encandilar.

#3. Un clima de ensueño

Otra característica que no es para nada a menospreciar tiene que ver con el tiempo, por supuesto. La meteorología en este destino se adapta perfectamente a las necesidades del viajero. En este sentido, sus tórridas temperaturas a lo largo del año, donde la media se sitúa en los 27 grados, se combinan con refrescantes lluvias en agosto y septiembre que refrescan las noches y los atardeceres haciendo las delicias de todos los que allí pernoctan. En este sentido, reservar hotel en puerto vallarta no deja de ser un acierto, lo hagas cuando lo hagas.

#4. Un entorno de tradición pesquera

 A día de hoy, la ciudad de puerto Vallarta está pensada para el turista desde todos los ámbitos posibles. En este sentido, el dato no es de extrañar si puntualizamos que el turismo representa la práctica totalidad de la actividad económica local. Ahora bien, lo fantástico de todo esto es que el alma festiva y la diversidad que impone el turismo no es óbice para que en la ciudad se mantenga el espíritu artesano y pesquero que reinó un día en sus alrededores. No muy lejos de ella se erigió un célebre pueblo de pescadores llamado Las Peñas, el cual recibía a menudo cargamentos de sal para refinar plata. No hay aventurero que se precie que se marche sin descubrir sus huellas.  

#5. Paseos inolvidables por una ciudad efervescente 

El centro histórico de Vallarta regala a todos los visitantes una pintoresca postal de casas bajas y coloridas que muy probablemente se quedarán para siempre impresas en su retina. La pintoresca arquitectura de la ciudad se despliega a lo largo y ancho de calles adoquinadas y plagadas de vegetación exótica. El paseo más conocido lleva a los viajeros hasta el malecón, espacio ineludible de entretenimiento y relax. El malecón nos ofrece, a lo largo de aproximadamente un kilómetro, vistas privilegiadas del Pacífico que se combinan de la manera más seductora con locales de artesanía, cafés, restaurantes y tiendas de todo tipo.

En el malecón se encuentran también las esculturas más célebres de la ciudad, fruto del trabajo de renombrados artistas mexicanos que han convertido este singular espacio en una galería de arte a cielo abierto.

Tampoco has de dejar de visitar la plaza principal, la iglesia de Guadalupe y el faro de la calle Matamoros, que te granjeará una de las panorámicas más interesantes de la ciudad.

#6. Una gastronomía exquisita

Sería muy difícil, por no decir directamente imposible, hablar de un destino mexicano sin hacer mención a su gastronomía. Como en buena parte del país, obsequiar a nuestro estómago con un popurrí de sabores es el mínimo de los privilegios que deberíamos otorgarnos. En este sentido, existen incluso tours con guía oficial que recorre puestos callejeros y otros lugares donde pararse a degustar manjares como los tacos de jaiba, un cangrejo de agua dulce al que pocos saben resistirse.  

Escribe tu comentario

Tu opinión nos interesa!

Etiquetas: , , ,

Categorias: Viajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.